≡ Menu




Aprenda todo sobre el Té Verde con Leche y como prepararlo

Té verde con Leche sabias que se pueden tomar juntos, en que países lo toman de esta manera. Cuáles son sus beneficios en nuestro organismo. Descubre todo esto y más

Té Verde con Leche

Pero veamos de donde partió esta combinación, porque si le hablamos de esto a un especialista de tés de seguro se asombraría. Entre los países que se consideran tomadores de té, están los británicos y son los únicos europeos que acostumbran a servirlo con una jarrita de leche al lado de la tetera de igual forma en Suramérica los chilenos y argentinos.
La tradición del té en Gran Bretaña y todo el Reino Unido data de más de 3000 años atrás, cuando lo conocieron y la primera especie que les llego provenía de China. En un programa de radio transmitido por la conocida emisora BBC radio de Londres relataron según investigaciones como es que los británicos llegaron a mezclar el té con la leche, siendo ellos los pioneros en esta modalidad de tomar el té verde

A partir de que probaron el té y les gusto los británicos se hicieron de aliado comercial a China importando su té, esto transcurrió así hasta el siglo 17 tras romper relaciones diplomáticas ambos países. En esa época en la India funcionaba una empresa que tenía el control mundial de la producción y comercialización de las plantas de té llamada Camellia Sinensis.

La empresa al saber de la situación de China con los británicos en interesándose en la aristocracia de ese país envía un emisario a China con el fin de introducir plantas de Camellia Sinensis de China a India, para poder lograr el mercado británico. Debido a este contrabandeo La India se apodera y es considerada la potencia del Té.

No obstante India al iniciar el comercio de té con Reino Unido le comenzó a vender una especie de Camelia Sinensis denominada assamica, que era la de mayor producción en India. Pero esta especie no tenía el sabor floral al que estaban acostumbrados los británicos sino que les daba a la infusión un sabor muy fuerte y con un ligero sabor malteado, por lo que se les ocurrido colocarle un chorrito de leche para bajarle un poco el sabor fuerte. En la actualidad se mantiene esta costumbre.

¿Se puede tomar?

Según lo anterior la respuesta indudablemente es si, solo no sería posible en las personas con intolerancia a la lactosa o que no le guste la combinación. En los caso de intolerancia a la lactosa pudiera se sustituir la leche por una deslactosada, o por alguna leche de origen vegetal.
Como costumbre las personas que consumen tés lo hacen en forma de cocción en agua de las hojas secas del té. Pero es bien cierto que existen países con la costumbre de tomarlo combinando la infusión con la leche es decir el té verde con leche (ocurre igual con el té negro). Científicamente solo se ha estudiado el té verde por separado de la leche, por lo que no se tiene conocimiento de la acción de la leche sobre los polifenoles que contiene el té verde.

Se cree mas no está comprobado que los polifenoles pudieran captar el calcio de la leche facilitando al intestino su permeabilidad. Además también podría contribuir con la constitución ósea del cuerpo por el calcio y el flúor de la leche.
Otro caso que debería ser comprobado en esta combinación de té verde con leche es el hecho del comportamiento de los polifenoles del té con algunos aminoácidos específicamente la prolina que al ser parte de las proteínas disminuye la acción de los polifenoles del té verde. En la leche estaríamos hablando de la caseína, ella estaría haciendo este efecto al té verde.

Por lo que se deben responder a nivel de investigaciones varias interrogantes, tales como ¿Cómo se comportan los polifenoles del té verde con la prolina libre? ¿Qué pasaría con el ph intestinal? ¿Es conveniente o no interaccionar los polifenoles del té verde con la prolina? Esperemos entonces a que estas y otras interrogantes sean aclaradas y demostradas científicamente para poder acompañar el consumo de té verde como infusión en leche. Mientras tanto no se puede anular el beber té verde con leche; de hecho prueba de que si se toma es que en algunos países lo acostumbran hacer. A continuación te mostramos algunos y de que forma la toman:

  • En Reino Unido: El té verde se puede servir solo o con leche. Pero muy importante se debe preparar el té primero y luego se agrega la leche.
  • En Hong Kong y Tailandia: Se toma el té verde con leche servido con hielo. Y la leche es evaporada o condensada.
  • En Malasia: Mezclan el té verde con leche y lo hacen cremoso y sirven frio.
  • En Chile: Y su tradicional “las once” que se reúnen alrededor de una mesa a las 5 de la tarde a compartir el té junto con pan o postres, lo toman con o sin leche.

¿Cómo se hace?

Se pone a calentar el agua, preferiblemente en una cocina o un microondas que no use plato giratorio,  al hervir colocar las hojas de té verde. Se debe espera unos minutos para que las hojas de té desprendan sus sustancias en el agua, colar y servir ¾ de taza de té verde caliente, acto seguido se agrega la leche. La cantidad de leche a añadir dependerá del gusto de cada persona.

Para Adelgazar

El té verde se extrae de la planta camelia sinensis. Entre los componentes activos del té verde se encuentra la cafeína, que actúa como estimulante del sistema nervioso, y a su vez la actividad celular, esto hace que el organismo se mantenga activo, metabolizando mejor las grasas. El té verde también es fuente de flavonoides, y de igual forma que la cafeína colabora con la eliminación de las grasas. Además los flavonoides ayudan a las enzimas digestivas del intestino, permitiendo una mejor eliminación de azúcares y grasas. El té verde es considerado diurético. Por todo esto se puede decir que el té verde es un colaborador en la pérdida de peso. La leche aporta una buena cantidad de calcio, vitamina D y proteína.
Aunque el té verde con leche nos puede brindar beneficios, muy probablemente estos sean menores a los que pudiéramos recibir tomando una taza de té verde normal. Además, el té verde con leche, generalmente se hace con leche completa y esta contiene un alto contenido de grasa y calorías. Si queremos tomar té verde con leche para rebajar o estamos bajo un régimen de dieta lo mejor será utilizar leche descremada con el té verde y sin azúcar.

Con leche de almendras

El té verde con leche de almendra es una bebida recomendada para adelgazar, porque es estimulante del metabolismo permitiendo quemar la grasa y es diurética lo que hace que el organismo elimine las toxinas. A continuación te damos la receta
Ingredientes
– Litro y medio de leche de almendras
– Dos cucharadas de té verde en polvo (natural)
Preparación
-Colocar la leche de almendras en una cacerola preferiblemente de acero inoxidable.
-Poner a fuego medio, para que la leche se caliente de una forma lenta y no hierba.
– Al estar caliente la leche de almendras, colocar las dos cucharadas de té verde en polvo.
– Tapar y dejar reposar por lo menos 20 minutos, para que el té verde desprenda todas sus sustancias.
– Colar, servir, tomar una taza y reservar el resto.
Indicaciones
Se debe tomar una taza cada dos horas con un vaso de agua por cinco días, esta bebida da una sensación de saciedad. Se puede repetir de ser necesario en el transcurso de un mes.
Contraindicaciones
– En pacientes renales.
– Alérgicos a la leche de almendras.
– Hipotensión.
– Padecimientos de la vesícula.
– Y sobre todo en cualquier caso consultar con el médico tratante. (ver articulo:batido de leche de almendras)

Con leche de soja

Realizar un batido de té verde con leche de soja resulta apetitoso y saludable por las excelentes propiedades de los dos componentes. Además de ser una opción para las personas con intolerancia a la lactosa. Aquí te mostramos la receta
Ingredientes
– Medio litro de agua
– Medio litro de leche de soja
– 6 cucharadas de té verde en hojas (2 cucharadas en polvo)
– Miel al gusto.
Preparación
– Colocar el agua en una olla y poner al fuego
– Cuando comience a hervir agregar las cucharadas de té verde, dejar hervir por unos pocos minutos.
– Colar y dejar que se refresque
– Verter la cocción en la batidora, agregar la leche de soja y licuar.
– Servir frio, volver a calentar si se prefiere beber caliente (ver articulo: jugo de soya)

Con leche de avena

La leche de avena es muy buena para elaborar batidos y aguas refrescantes, además de ser desintoxicante. Resulta ideal si se quiere remplazar la leche normal de origen animal. Preparar un batido de esta leche con té verde es sencillo, veamos a continuación:
Ingredientes
3 Tazas de agua
1 Ramita de canela
2 Cucharadas de té verde
1 Taza de avena en hojuelas
1 Miel al gusto
Preparación
– Hervir el agua en una olla, con las cucharadas del té verde.
– Apagar y retirar del fuego, tapar y dejar reposar por 15 minutos.
– Colar dejar enfriar a temperatura ambiente.
– Añadir la avena en hojuelas y dejar por 15 minutos.
– Verter la preparación a la licuadora
– Servir preferiblemente frio. (ver articulo: Agua de avena)

Con leche de coco

La leche de coco funciona como reemplazo de la leche de origen animal si se quiere tomar un batido de té verde con leche, es una de las más usadas por los veganos. Te mostramos la receta para hacer una deliciosa bebida con esta leche y el té verde
Ingredientes
– Media de leche de coco
– Una taza de té verde previamente hecho
Preparación
– Calentar la leche de coco sin dejar que hierva
– Combinar la leche de coco con el té verde
– Servir y endulzar con miel (ver articulo: jugo de coco)

Dejar Comentario